lunes, 24 de mayo de 2010

Juro la bandera.

Repleto de sudor, atento con-tra los rumores de mi soledad, friolento, presiento que el pan de la levadura no duró lo que fue mi lluvia y se quemó, por fin, en mis venas de niebla azul, no es que no quiera es que no fuera lo que será inútil después, cuando gaviotas atranquen tu llegada a casa, fría soltura de tus gazas, en las que viertes anhelo de pudor y escondes caramelos ayer de hoy, y los enseñas y los muestras sobre el rió, tan frío, de esta sola vez, no quiero, no quiero, bueno, dale, dale que dale que soy vos y sos yo, no, bueno, esta bien bienaventurado amigo, compañero, vecino de la fresca tarde de ingles, floreada con tazas de té de tilo ardiente reciente caliente, hay mama. ¿Desea más Sir Rúa? No no, es suficiente me largo de mi, quiero comenzar algo, eso que quiero pero no quiero porque quiero la verdad y nada más que la verdad para amarla y respetarla hasta el fin de las eternidades, si, acepto, no mentira, no conecto, soy de palo y vos de piedra, verdad, no somos de la misma tierra, no fingo ser nada que no soy, desde hoy en menos, soy yo y nada mas que vos por los siglos de las sierras y por las eras de las muelas.

1 comentario:

Natu dijo...

No sé dejar comentarios copadosss